El Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Vic estima la demanda interpuesta contra el BBVA, S.A. y declara la nulidad de la cláusula IRPH, por abusiva y falta de transparencia, condenando a la entidad bancaria a devolver todos los intereses cobrados indebidamente hasta ahora, más de 102.000 Euros, más intereses moratorios y costas.

La abogada Núria Angulo tenía claro desde el inicio que había que ir a por todas y solicitar que se excluyera la cláusula de intereses remuneratorios, sin pedir una sustitución por otro índice ni dejar margen al Juez para sustituir o modificar la cláusula, todo ello a pesar de que la entidad demandada alegaba, apoyándose en una parte de la jurisprudencia, que dejar el préstamo sin intereses era contrario a la esencia del contrato y por tanto contrario a la subsistencia del contrato.

Celebramos pues esta nueva sentencia ganada en nulidad de las cláusulas por falta de transparencia que supone una clara señal sancionadora hacia las entidades bancarias que siguen resistiéndose a suprimirlas.