La Audiencia Provincial de Barcelona dicta sentencia a favor del comerciante que decidió abandonar su local en el Centro Comercial La Maquinista antes del fin de contrato y le reconoce que no deberá pagar la cláusula penal.

La abogada del arrendatario, sra. Núria Angulo Roig, celebra que la segunda instancia les haya dado nuevamente la razón. La sociedad propietaria del Centro Comercial reclamaba al inquilino 22.232, 56 Euros de indemnización en base al clausulado del contrato que obliga a los arrendatarios a pagar hasta el término de la duración pactada.

La letrada Angulo señala también la importancia de la sentencia que sienta jurisprudencia a nivel de la provincia de Barcelona y que podrá servir de precedente para otros modestos empresarios que se sientan amenazados por las reclamaciones por incumplimiento contractual en otros centros comerciales.